sábado, 8 de mayo de 2010

El nuevo Jules Verne (fragmento)

Pachi. Surcando las aguas.

Distingue al pasajero del marino
el fru-fru de su ropa de seda,
la calidad de la comida, la vivienda,
el preguntar constante y anodino.
Al marinero del teniente,
la falta de charreteras,
los años de carrera,
los nervios, enroscados cual serpientes.

Trocan al teniente en capitán,
los galones, la expresión de la pupila,
la foto de Blanche o de Camila,
leer La crítica de la razón pura, a Maupassant y El capital.

Y del Almirantazgo al capitán distancia
el solitario pensar en su destino,
la repugnancia a todo lo azul marino,
en la finca del suegro el recuerdo de una estancia.

Y sólo un navío no se distingue de otro navío.
Encaramándose a las olas, una nave
parece un árbol y a la vez un ave
bajo cuyos pies la tierra se ha perdido.

Traducción de Ricardo San Vicente.

No vendrá el diluvio tras nosotros
Joseph Brodsky