miércoles, 24 de agosto de 2011

La venia

William Drummond. Fuente de la imagen: Famous poets and poems

Una dama de calidad se enamoró con tanto frenesí de un tal señor Dodd, predicador puritano, que rogó a su marido que les permitiera usar de la cama para procrear un ángel o un santo; pero, concedida la venia, el parto fue normal.

Ben Ionsiana, 1618
William Drummond