martes, 10 de enero de 2012

La vida del doctor Samuel Johnson

Samuel Johnson retratado por Ewing Galloway.

Seguía pensando en hacer un viaje por Italia. Decía: "Un hombre que no ha estado en Italia tiene siempre la conciencia de una inferioridad, por no haber visto lo que se considera que un hombre debería ver. El gran objeto del viaje es ver las costas del Mediterráneo. En esas costas estuvieron los cuatro grandes imperios del mundo: el asirio, el persa, el griego y el romano. Toda nuestra religión, casi todo nuestro derecho, casi todas nuestras artes, casi todo lo que nos coloca por encima de los salvajes, nos ha llegado de las costas del Mediterráneo".

Le desagradaban mucho todas esas consideraciones especulativas desalentadoras que tendían a apartar a los hombres del trabajo y de la diligencia. Era en esto como el señor Shaw, el gran viajero, que, según me ha contado míster Daines Barrington, acostumbraba a decir: "Odio a un hombre cui bono" (1).

(1) El hombre que siempre opone la réplica, "¿para qué?", o ¿para qué sirve eso?". (N. del T.)

Traducción de Antonio Dorta

La vida del doctor Samuel Johnson
James Boswell