lunes, 2 de abril de 2012

Tao Te Ching

Nicolás Roerich. Lao Tsé, a lomos de un buey.

Sin salir de casa
se puede conocer el mundo.
Sin mirar por la ventana
puede conocerse el Tao del cielo.
Cuanto más lejos se viaja,
tanto menos se sabe.

Por eso el sabio conoce el mundo sin haber viajado,
distingue las cosas sin mirar
y realiza su obra sin actuar.

Traducción: Oasis Producciones Generales de Comunicación, S.L.

Tao Te Ching
Lao Tsé