domingo, 6 de mayo de 2012

Pensamientos

Retrato de Blaise Pascal de autor anónimo. Imagen de Wikimedia Commons.

Disfrazar la Naturaleza, enmascararla; no de rey ni de papa, ni de obispo, sino de augusto monarca, etc. No París, sino capital del reino.
Hay lugares en que hay que llamar París a París; y en otros, capital del reino.

Cuando en un discurso se encuentran palabras repetidas, y al intentar corregirlas se las halla tan apropiadas que, de hacer aquello, se estropearía el discurso, vale más dejarlas; se las puede dejar como presa a la fiera envidia, que las tomará por falta. Esto aunque en realidad no lo sea; porque no hay regla general.

Traducción: Aguilar S.A. de Ediciones

Pensamientos
Blaise Pascal