miércoles, 26 de diciembre de 2012

Idas y venidas

Miguel Sánchez-Ostiz, fotografiado por Patxi Cascante.

LAS COSAS, ESE MISTERIO. A veces parece que te llaman desde su penumbra, desde esa oscuridad en la que parecen crecer (Discurso de Onofre). Pobres cosas, dice alguno, pobre de ti si caes en sus redes, si las haces lastres de tu vida te cuentes lo que te cuentes, ya sean reliquias, trofeos o fetiches sin los que parece que no puedes vivir, diosecillos domésticos en tu propio culto. Desprenderse de ellas y de su reclamo es más difícil de lo que parece: ya sean adornos del atrezo, curiosidades, tiradores de la memoria, lo que quieras. Si lo haces no estás libre de lamentarlo luego. A lo dicho, misterio de las cosas y de la furia por reunirlas.

Idas y venidas (2009-2010)
Miguel Sánchez-Ostiz