jueves, 28 de agosto de 2014

Paraíso vacío

Hugo Mujica. Paraíso vacío.

Sin ecos

Uno puede ampararse del miedo escribiendo "miedo", como para tener miedo a algo, miedo a escribir, no terror de nada, de no escribir "nada". De vivir sin ecos, como hablan los marinos en alta mar, como rezan los que son escuchados. 

Paraíso vacío

Sólo la serpiente no fue arrojada: permanece arrastrándose en círculos más y más cerrados, abriendo el infierno de un paraíso vacío. Gira en el vacío vaciando un círculo en el polvo: el hueco espejo del terco rito de ser el dios de mi propio infierno.

Paraíso vacío (1992)
Hugo Mujica