lunes, 13 de abril de 2015

A. D. Blood

Spoon River, foto de William Willinghton.

¿Si vosotros en el pueblo pensasteis que el mío fue un buen trabajo,
cuando clausuré las tabernas y prohibí los juegos de naipes,
y arrastré a la vieja Daisy Fraser ante el juez Arnett,
en muchas cruzadas para redimir al pueblo del pecado,
por qué permitís que Dora, la hija de la sombrerera,
y el indigno hijo de Benjamin Pantier,
de noche hagan de mi tumba su sacrílega almohada?

Traducción de Alberto Girri

Antología de Spoon River
Edgar Lee Masters