domingo, 12 de julio de 2015

El amante de las librerías

Librería La Leona, Valladolid. Foto: Nacho Gil.

Me gusta que mis libros compartan mi vida, me acompañen, callejeen, trabajen y duerman en mi compañía, se rocen con las venturas del día y los caprichos del tiempo, acepten citas conmigo a horas "imposibles", ronroneen con la gata al pie de mi cama, o se arrastren con ella en la hierba, doblen un poco sus páginas en la hamaca de verano, se pierdan y se encuentren de nuevo. Los libros son para mí más unos amigos que unos servidores o unos maestros. Por eso prefiero a las bibliotecas las tiendas de las que uno sale con su amigo bajo el brazo, las grandes o pequeñas librerías, y los miembros de su familia, librerias de viejo, librerías especializadas, bouquinistas de los muelles y ferias de libros de ocasión.

Traducción de Esteve Serra

El amante de las librerías
Claude Roy