jueves, 6 de mayo de 2010

Carpe noctem, amor

Problemas de doblaje
Carpe noctem

    Carpe noctem, amor. Coge el brusco deseo       
    ciego como adivino,       
    los racimos del pubis y las constelaciones,       
    el romper y romper       
    de besos con dibujos de olas y espirales.       
    Miles de arterias fluyen       
    mecidas como algas. Carpe mare.       
    Seducción de la luz,       
    de los sexos abiertos como tersas actinias,       
    de la espuma en las ingles y las olas       
    y el vello en las orillas, salpicado de sed.       

    Desear es llevar       
    el destino del mar dentro del cuerpo.


Problemas de doblaje
(Antología poética.Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes)

Aurora Luque

10 comentarios:

El patio dijo...

Erótico, sensual, más por lo implícito que por lo explícito. Bellísimo.

Ar Lor dijo...

Es una maravilla de poema. Aprovecha la noche...y el Amor, cuando surge el deseo.
Y la parejita de la fotografía, me da la impresión, por los ojillos que ponen, de que no esperaron a la noche.
Un saludo, El patio

carmensabes dijo...

Qué así sea...
Sublime querido Ar Lor.

Ar Lor dijo...

Que así sea...¿qué?, querida Carmen

carmensabes dijo...

Hombre, pues el romper y romper
de besos con dibujos de olas y espirales... digo yo.

Ar Lor dijo...

¡Es verdad! El "romper y romper de besos con dibujos de olas y espirales", se dio a media tarde, no esperaron a la noche.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Carpe diem (Horacio), Carpe noctem, Carpe mare. Pues sí, el día, la noche, el mar, las ingles y todo lo demás... dan para mucho, pero que mucho.

Trátase de vivir al límite, sin represiones, sin ambages, sin límite. Precioso canto a la Vida, a la Sensualidad, al Erotismo más descarnado..., al Amor en definitiva.

Un cordial saludo.

Antonio

Ar Lor dijo...

Amigo Antonio:
Hay una frase de Hegel a la que en mi juventud, le di muchas vueltas: "Donde está el límite de una cosa, no está esa cosa", y los poetas, tu lo dices, nos dicen: "vivir al límite, sin límite", es preciosa esta frase y es lo que nos enseñan los poetas y dentro de las posibilidades de cada cual es lo que se debe hacer.
Un saludo, querido amigo Antonio

elena clásica dijo...

Querido Ar Lor:

¡Qué grande es esta mujer! Qué poetisa inmensa, tanto como la luna que arropa a los amantes.

Escoges un poema tan especial, tan absolutamente lleno de encanto: el cosmos entero se resume en el cuerpo humano o bien se amplía, pero en él se resuelve.

Cualquier vida es un punto de conciencia único e irrepetible, dice E. Fromm, y creo yo que en ella anide el universo.

Aurora Luque utiliza unas imágenes bellísimas, poderosas para que la luz interior del cuerpo se asome, las constelaciones anidan en el pubis, dentro de las arterias fluye el mar y en él se mecen las algas.

El deseo, el amor parece que en palabras de la Luque pueda crear el universo; el destino de la vida que fluye o del mar late en el cuerpo y la conciencia decide si se derrama y conoce el deseo, "rompe", rasga la tela de uno mismo para exteriorizarse y ser y en ese proceso en que los besos dibujan olas, arriban a otra orilla, se derraman, se extienden y hacen avanzar el pulso del latido universal.

Así pues, me hago devota de esta plegaria, que deviene letanía hermosa y llameante del compromiso con nuestra capacidad creadora en nuestra mente y en nuestro cuerpo:
carpe diem: "carpe noctem, carpe mare". Carpe el camino hacia Ítaca... ¿verdad?

Maravilloso es poco, pulsante, vibrante y bello como el deseo ciego, pero adivino.

Besazos, querido amigo.

Ar Lor dijo...

Querídisima Elena, tu comentario es auténtica poesía sobre poesía y anida en él lo humano y lo divino.
"Y la conciencia decide si se derrama y conoce el deseo", precioso. Y dando un paso más: ¿Y una conciencia sin cuerpo?, que desee y copule con las palabras, con otra conciencia, bueno, pues eso...es poesía.
Y el universo y la vida que atesora, se mueve al son dulce, acordado, del plectro sabiamente meneado.
Besos, Elena