lunes, 16 de mayo de 2011

En el país de las arenas

Desierto Siloli, Departamento de Potosí, Bolivia. Foto de Jenny Mealing. (Wikipedia)

¡Oh! ¡La dulce sensación de dejarse vivir, de dejar de pensar, de dejar de obrar, de no forzarse a nada, de no añorar nada, de no desear, salvo la duración indefinida de lo que es! ¡Oh! ¡La bienaventurada aniquilación del yo, en esta vida contemplativa del desierto!...

Au pays des sables
Isabelle Eberhardt