jueves, 5 de enero de 2012

Ginebra, 27 de junio de 1900, miércoles

Yann Arthus-Bertrand. Caravana de camellos.

He aquí mi anhelo de estos días... ¿lo lograré alguna vez?: ir allá, a Ouargla, al umbral del océano de misterio que es el Sahara y quedarme allí, establecer allí mi hogar, ese que cada vez más echo en falta. Una casita de tob, a la sombra de las palmeras. Unos pocos cultivos en el oasis, Ahmed como siervo y compañero, unos cuantos animales para despertar mi corazón, tal vez un caballo...un sueño que con el tiempo... y unos libros.
Vivir una existencia doble, la del Desierto, siempre aventurera, y la tranquila y dulce del pensamiento, alejada de cuanto pueda turbarla.
Volver por aquí de vez en cuando, junto a Augustin, y a París... París, regresar a esa Tebaida silenciosa...
He de crearme un alma, una conciencia, una inteligencia, una voluntad.

Traducción de Adolfo García Ortega

Los diarios de una nómada apasionada
Isabelle Eberhardt