domingo, 16 de agosto de 2009

Mare Tenebrosum

Cristóbal Colón. Misterio y grandeza
Capítulo IV
El Atlántico y la navegación de altura
El Mar Tenebroso o la Mar Océana
......
Más allá de los estrechos espacios costeros, el Óceano se hacía impenetrable, desconocido para el hombre medieval.La Edad Media latina lo definía Mare Tenebrosum, mientras que los árabes lo llamaban Bahr al-Zulamat, que significaba "el Mar de Tinieblas". También para los árabes era el "Océano Circundante" e incluso al Bahr al-Atlasi o "Mar de las Montañas Atlas", versión exacta de la palabra Atántico.
Leyendas y supersticiones lo habían poblado de animales fantásticos, agresivos y tenaces que defendían aquel mar tenebroso en el que no existía -se decía- más tierra.Un mar por el que resultaba aventurado adentrarse y que no conducía a ninguna parte. El geógrafo musulmán El-Edrisi se expreseba así a mediados del siglo XII: "Nadie sabe lo que hay en ese mar, ni puede averiguarse, por las dificultades que oponen a la navegación las profundas tinieblas, la altura de las olas, la frecuencia de las enfermedades, los innumerables monstruos que lo pueblan y la violencia de sus vientos.Hay, sin embargo, en este océano un gran número de islas habitadas y otras desiertas; pero ningún marino se atreve a penetrar en alta mar, limitándose a costear sin perder de vista el continente".
Cristóbal Colón. Misterio y grandeza
Luis Arranz Márquez