miércoles, 8 de septiembre de 2010

Observaciones y pensamientos

Giacomo Casanova en 1778. Retrato de Jean Berka.

Pese a lo que diga san Agustín, las criaturas no cumplirían con la obligación de reproducirse si no encontraran placer en ello.

-¿Os amáis? -inquirió la condesa.
-Con locura -respondió la joven-, sin embargo somos prudentes.
-Entonces- observó la condesa-, si sois prudentes es que no os amáis con locura.

Prefiero la libertad a la vida

Observaciones y pensamientos
Giacomo Casanova

2 comentarios:

El patio dijo...

Estoy por decir que infinidad de mujeres se han reprodicido a lo largo de los siglos sin encontrar ningún placer en ello, salvo el espiritual, ese de dar a luz una vida. Pero en el acto en sí cuyo fin es reproducirse, me temo que muchas nunca supieron de tal placer terrenal.
Y ciertamente, la prudencia y el recato están reñidos con la locura y el placer.

Ar Lor dijo...

La historia del Placer de las Mujeres, está aún por escribirse e imagino que de hacerse, lo tendría que hacer una mujer. Quizás, hacer el amor, no sea el principal placer de las mujeres.