lunes, 28 de abril de 2014

Plañid así

Christiane Vleugels. Carrusel.

ESTÁN multiplicando las niñas en alta voz,
yo por tí, tú por mí, los dos
por los que ya no pueden ni con el alma,
cantan las niñas en alta voz
a ver si consiguen que de una vez las oiga Dios.

Yo por tí, tú por mí, todos
por una tierra en paz y una patria mejor.
Las niñas de las escuelas públicas ponen el grito en el cielo,
pero parece que el cielo no quiere nada con los pobres,
no lo puedo creer. Debe haber algún error
en el multiplicando o en el multiplicador.

Las que tengan trenzas, que se las suelten,
las que traigan braguitas, que se las bajen rápidamente,
y las que no tengan otra cosa que un pequeño caracol,
que lo saque al sol,
y todas a la vez entonen en alta voz
yo por tí, tú por mí, los dos
por todos los que sufren en la tierra sin que les haga caso Dios.

Redoble de conciencia (1951)
Blas de Otero (1916-1979)